EE.UU.: Un tercio de las víctimas de fraude relacionado con COVID-19, pasa hambre

Manuel Abreu Ortiz
Publicado por: Manuel Abreu Ortiz - social@manuelabreuo.com

La mayoría de las víctimas estadounidenses del fraude de identidad relacionado con la pandemia de 2020, aún no ha resuelto su problema, y un tercio (33%) afirma que no tuvo suficiente dinero para comprar comida o pagar los servicios públicos, en 2020, según un nuevo informe.

El Centro de Recursos contra el Robo de Identidad (ITRC) basó su nuevo informe sobre las consecuencias para el consumidor de 2021 en entrevistas con 427 víctimas de delitos de identidad que se pusieron en contacto con la organización sin ánimo de lucro antes y durante la crisis.

La FTC afirmó que recibió el doble de informes de robo de identidad el año pasado en comparación con 2019, y los relacionados con las prestaciones de desempleo alcanzaron más de 390.000 frente a solo 13.000 en 2019.

Tres cuartas partes (75%) de estos y otros problemas de fraude relacionados con la COVID aún no se han resuelto, según la ITRC.

El impacto ha sido catastrófico para muchos hogares: una cuarta parte (24%) dijo que se les negó el beneficio de desempleo porque alguien solicitó utilizando su identidad; el 40% no pudo pagar las facturas mensuales rutinarias; y muchos pasaron hambre.

Un 14% afirmó haber sido desahuciado por impago del alquiler, y un 8% incluso ha pensado en el suicidio.

Los retos de resolver el fraude de identidad se remontan a mucho antes de la pandemia. Casi dos quintas partes (37%) de las víctimas anteriores a la pandemia dijeron que sus problemas de 2019 aún no se habían resuelto en mayo de 2021.

En general, aunque la mayoría de las víctimas pierden menos de 500 dólares, una quinta parte (21%) afirmó haber sido estafada por más de 20.000 dólares.

Con información de: Info Security Magazine.