El Tribunal Electoral de Brasil estudia la posibilidad de prohibir Telegram, para evitar las noticias falsas

Publicado por: Manuel Abreu Ortiz - social@manuelabreuo.com

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Brasil está estudiando la posibilidad de prohibir el uso de Telegram en el país para evitar las noticias falsas de cara a las elecciones presidenciales de este año.

El diario Valor Econômico informó de que el presidente del TSE, Luis Roberto Barroso, está discutiendo actualmente medidas relativas a la aplicación con otros ministros del Tribunal. Los últimos acontecimientos se producen después de que Barroso haya intentado ponerse en contacto con representantes de la aplicación de mensajería sin éxito.

En diciembre de 2021, el presidente del Tribunal envió una carta al director ejecutivo de Telegram, Pavel Durov, en la que solicitaba una reunión con la empresa para discutir la forma de hacer frente a la difusión de información falsa a través de la aplicación.

Según fuentes consultadas por Valor, Barroso envió correos electrónicos a la empresa solicitando la reunión, y el presidente del Tribunal envió una carta física a la supuesta sede de la empresa en Dubai, pero la entrega de la correspondencia fracasó. En una entrevista con el periódico a principios de este mes, Barroso dijo que si Telegram no cooperaba con las autoridades brasileñas, el Congreso debería poder impedirle operar en el país.

En un comunicado publicado el martes (18), el TSE señaló que “ningún actor relevante para el proceso electoral de 2022 puede operar en Brasil sin representación legal, responsable del cumplimiento de la legislación nacional y de las decisiones legales”.

El Tribunal señaló que se ha asociado con casi todas las plataformas tecnológicas en términos de garantizar elecciones “libres, limpias y seguras” y que “las excepciones no son deseables”.

Telegram es la plataforma elegida por el presidente Jair Bolsonaro y sus partidarios para la comunicación masiva. El jefe de Estado fue elegido en 2018 en medio de las denuncias de una multimillonaria trama difamatoria por la que números internacionales enviaron cientos de millones de mensajes vitriólicos atacando a su entonces opositor a través de la app.

Después de que WhatsApp impusiera en 2019 un límite de cinco mensajes para el reenvío de mensajes en todo el mundo como un esfuerzo para frenar la difusión de noticias falsas, Bolsonaro buscó una plataforma alternativa para comunicarse con su base.

En ese mismo año, Bolsonaro y sus aliados y ministros vieron hackeadas sus cuentas de Telegram. Algunos de los mensajes se filtraron a los periodistas de The Intercept a través de un truco de secuestro de cuentas de correo de voz.

Con información de Sputnik Mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.