La administración Biden, apunta a lo grande en el gasto en ciberseguridad

Manuel Abreu Ortiz
Publicado por: Manuel Abreu Ortiz - social@manuelabreuo.com

El gobierno de Joe Biden, quiere poner su dinero donde está su boca, cuando se trata de proteger a los sistemas informáticos del gobierno de los ciberdelincuentes.

La Casa Blanca pide al Congreso que destine unos 10.000 millones de dólares a la ciberseguridad del gobierno civil el próximo año, un aumento de casi el 14%. Mucho más que eso se destinaría a financiar operaciones cibernéticas militares, pero la cifra exacta no está clara porque gran parte del trabajo cibernético militar es clasificado.

Las solicitudes superdimensionadas reflejan unos seis meses muy duros para la ciberseguridad de la nación, incluyendo los grandes hackeos de Rusia y China, que robaron montones de información gubernamental clasificada. También refleja los esfuerzos del gobierno para responder a una ola de ataques criminales, incluyendo un ataque de ransomware contra Colonial Pipeline que causó estragos en el suministro de gas en el sureste de Estados Unidos.

La propuesta cibernética forma parte de una solicitud presupuestaria de la administración de 6 billones de dólares que pretende ampliar la red de seguridad social y remodelar la economía estadounidense.

El presupuesto propuesto incluye 750 millones de dólares en arreglos diseñados específicamente para “responder a las lecciones aprendidas” del hackeo de Solar Winds.

Otros 110 millones de dólares se destinarían a la Agencia de Ciberseguridad y Seguridad de las Infraestructuras del Departamento de Seguridad Nacional, que actúa cada vez más como policía de tráfico de ciberseguridad en todo el gobierno.

También hay 500 millones de dólares para un fondo destinado a retirar los sistemas tecnológicos gubernamentales obsoletos que pueden hacer que las agencias federales sean más vulnerables a la piratería informática y sustituirlos por sistemas actualizados con protecciones de ciberseguridad más modernas.

La propuesta también financia una serie de nuevos programas y oficinas recomendados el año pasado por un panel de ciberseguridad dirigido por el Congreso.

Esto incluye la financiación de una nueva oficina del ciberdirector dentro de la Casa Blanca encargada de crear una respuesta gubernamental unificada a los retos de la ciberseguridad.

Con información de: The Washington Post.