¿Un riesgo de ciberseguridad para EU? La bicicleta con conexión a internet de Joe Biden.

Publicado por: Manuel Abreu Ortiz - social@manuelabreuo.com

Después de algunas semanas convulsionadas derivadas de un proceso electoral muy polémico, al fin Joe Biden ha comenzado a ejercer como presidente de Estados Unidos y, aunque nadie duda de las facultades del veterano político para asumir el cargo, muchos consideran que el gobierno norteamericano podría abordar de mejor forma algunos asuntos, incluyendo la ciberseguridad.

Se ha hecho público que Biden se ejercita en su domicilio usando una bicicleta estacionaria de la compañía Peloton; esta bicicleta incluye un teléfono y una cámara, lo que en un escenario indeseable expondría al presidente a toda clase de intentos de ciberataque, según menciona un reporte especializado.

“Cualquier dispositivo equipado con conexión a Internet podría estar al alcance de los actores de amenazas, sin importar si cuenta con firewall o cualquier otro mecanismo de seguridad”, menciona Max Kilger, investigador de la Universidad de Texas a cargo del reporte. Además de señalar los riesgos de seguridad, Kilger menciona que los desarrolladores de las bicicletas Peloton tendrían que usar un software mucho menos sofisticado que el actual para prevenir muchos de los ataques a los que esta máquina está expuesta: “Remover la cámara y el micrófono es un buen comienzo; desactivar las funciones de streaming en la bicicleta también es recomendable”, agrega el experto.

No solo el recién llegado presidente Biden está expuesto al hackeo de estos equipos de gimnasio. En sus más recientes informes se señala la detección de un gran incremento en la demanda de bicicletas Peloton desde el inicio del confinamiento por la pandemia del coronavirus, ya que la gente ahora se ejercita en casa. Cabe destacar que estas bicicletas no son precisamente accesibles, ya que cada una cuesta un poco más de 2 mil dólares.

La preocupación por esta clase de potenciales riesgos no es algo nuevo para las agencias de seguridad de E.U. En sus recientemente publicadas memorias, el ex presidente Barack Obama revela que el Servicio Secreto le proporcionó un dispositivo BlackBerry específicamente modificado para solo enviar correos electrónicos, ya que sus funciones de llamadas o mensajes SMS estaban inhabilitadas.

El trabajo de estos equipos de seguridad incrementó considerablemente durante el periodo de gobierno de Donald Trump, quien se obstinó en seguir usando su teléfono personal para hacer llamadas al interior de la Casa Blanca, sin importar las constantes advertencias sobre los altísimos riesgos de seguridad que conlleva esta práctica. Esperemos que el presidente Biden sea más accesible respecto a los riesgos de seguridad informática que las actividades más rutinarias en su vida pueden presentar.

Vía | Noticias Seguridad