Cibercriminales usan información en redes sociales para defraudar a familiares de personas desaparecidas

Publicado por: Manuel Abreu Ortiz - social@manuelabreuo.com

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) publicó una alerta de seguridad advirtiendo a los familiares de personas desaparecidas sobre un grupo criminal dedicado a la extorsión a través de información compartida en redes sociales y otras plataformas.

Acorde a las autoridades, los actores de amenazas identifican a las personas desaparecidas a través páginas y grupos de Facebook o cuentas de Twitter, recopilando información sobre la persona desaparecida y su familia para legitimar sus demandas de rescate sin que en realidad tengan información relevante para el caso.

¿Quién ha visto mi perfil? El timo que sólo busca robar tu cuenta

Los cibercriminales tratan de manipular a los familiares de personas desaparecidas, enviando mensajes o realizando llamadas telefónicas para hacerles creer que sus familiares están en peligro o incluso han sido secuestrados. En estos ataques, los criminales no entregan prueba alguna del bienestar de la persona desaparecida, aunque tratan de presionar a las víctimas para forzar un pago rápido, antes de que las víctimas se den cuenta que los criminales no saben nada acerca de la persona extraviada.

En algunos casos reportados, las víctimas han recibido demandas de rescate de entre 5 mil y 10 mil dólares, aunque las cifras suelen variar con frecuencia.

Estos reportes se remontan a mayo de 2018, cuando una familia denunció la desaparición de una joven de apenas 18 años. Los familiares comenzaron a difundir su fotografía y un número telefónico a través de redes sociales. Pocas horas después un estafador llamó al número telefónico publicado diciendo que la mujer desaparecida había sido drogada y llevada a otro estado, exigiendo miles de dólares a cambio de su libertad.

Apenas un día después se supo que la mujer solo estaba extraviada y se encontraba ilesa, por lo que se confirmó que la llamada recibida por los familiares era solo un intento de fraude.

Un ejemplo más reciente se presentó a mediados de 2020, cuando un hombre denunció la repentina desaparición de su hijo, compartiendo su número telefónico personal para recibir informes. Eventualmente un estafador contactó al hombre a través de este mismo número, tratando de engañarlo con el supuesto secuestro de su hijo.  

Las autoridades señalan que esto es posible gracias a la facilidad con la que los hackers encuentran información en redes sociales, exponiendo a los familiares de personas extraviadas a intentos de fraude que solo entorpecen la investigación de los incidentes reales.

Para conocer más sobre riesgos de seguridad informática, malware, vulnerabilidades y tecnologías de la información, no dude en ingresar al sitio web del Instituto Internacional de Seguridad Cibernética (IICS).  

Info | Noticias Seguridad