Los estafadores románticos ganan 133 millones de dólares, en el primer semestre de 2021

Publicado por: Manuel Abreu Ortiz - social@manuelabreuo.com

Este año ya se han perdido más de 133 millones de dólares en estafas románticas, y las víctimas son cada vez más instadas a invertir en oportunidades fraudulentas de criptomonedas, según el FBI.

Se publicó un nuevo anuncio de servicio público en el que se revela que el Centro de Denuncias de Delitos en Internet (IC3) del FBI recibió más de 1.800 denuncias entre el 1 de enero y el 31 de junio de este año, lo que supuso un aumento de las pérdidas para las víctimas.

Las víctimas suelen ser abordadas en sitios de citas y redes sociales, donde el estafador establece una relación con ellas destinada a generar confianza. Con el tiempo, el estafador compartirá información sobre una nueva oportunidad de inversión o comercio de criptomonedas, que, según el FBI, generará importantes beneficios.

A continuación, la víctima es dirigida a un sitio web fraudulento en el que entrega algo de dinero para la inversión. Para añadir legitimidad al esquema, los estafadores supuestamente hacen parecer que la víctima ha obtenido un beneficio y le permiten retirar una pequeña cantidad de dinero.

“Después de la retirada con éxito, el estafador da instrucciones a la víctima para que invierta mayores cantidades de dinero y a menudo expresa la necesidad de “actuar rápido”. Cuando la víctima está preparada para volver a retirar fondos, los estafadores crean razones por las que esto no puede ocurrir”, continúa el Anuncio de Servicio Público.

Las estafas románticas son una fuente perenne de dinero para los estafadores. De hecho, el año pasado supusieron en conjunto más de 600 millones de dólares en pérdidas, sólo superadas por el Business Email Compromise, según cifras oficiales del FBI.

La adición de un elemento de criptomoneda se suma a una creciente tendencia paralela de los estafadores que obtienen dinero de inversores ansiosos que buscan hacerse ricos rápidamente.

Según el FBI, las estafas de inversión son la tercera fuente de ingresos más importante para los ciberdelincuentes, con más de 336 millones de dólares el año pasado.

Con información de Info Security Magazine.