Menos de la mitad de los consumidores, cambia contraseñas, después de una filtración

Publicado por: Manuel Abreu Ortiz - social@manuelabreuo.com

Según un nuevo estudio del Centro de Recursos contra el Robo de Identidad (ITRC), existe una desconexión “sorprendentemente alta” entre el conocimiento de las mejores prácticas tras una violación de datos y las medidas adoptadas.

Esta organización sin ánimo de lucro encuestó a más de 1.000 consumidores estadounidenses para evaluar su conocimiento y respuesta a los incidentes de violación de datos personales.

El informe reveló que más de la mitad (55%) de los usuarios de las redes sociales, han visto sus cuentas comprometidas en el pasado, por lo que en general existe un alto nivel de concienciación sobre lo que se puede hacer para mejorar la seguridad personal.

Sin embargo, casi una quinta parte (16%) de los encuestados afirmó no haber tomado ninguna medida tras una violación. Menos de la mitad (48%) cambió las contraseñas afectadas, y sólo una quinta parte (22%) cambió todas sus contraseñas.

Esto es especialmente preocupante cuando el 85% admite que reutiliza los inicios de sesión en varias cuentas, lo que les expone al riesgo de la manipulación de credenciales.

Sólo el 3% siguió los consejos de buenas prácticas tras un aviso de violación y congeló el crédito para evitar que los estafadores se endeudaran con nuevas líneas de crédito contratadas a nombre de las víctimas. Un 11% dijo que utilizaba servicios gratuitos de supervisión del crédito, aunque su utilidad es limitada, ya que no bloquean el fraude de nuevas cuentas, según el informe.

Una cuarta parte (26%) de los encuestados afirmó no haber tomado ninguna medida después de recibir un aviso de infracción porque creía que “mis datos ya estaban ahí fuera”, mientras que un poco más (29%) pensó ingenuamente que organizaciones externas se encargarían del asunto.

Casi una quinta parte (17%) afirmó no saber qué hacer, mientras que el 14% pensó que el propio aviso era una estafa.

Con información de Info Security Magazine.