Nueva ley de ciberseguridad contra hackers de bancos, cajeros y tarjetas de crédito; ahora enfrentarán cadena perpetua

Publicado por: La Redacción - kfiguereo@juventud.gob.do

Malas noticias para el cibercrimen. Especialistas en forense digital reportan que los delitos cibernéticos bancarios, como hackear una cuenta en línea o clonar tarjetas de crédito y débito podrían llevar a los responsables a la cárcel por el resto de sus vidas, todo gracias a una nueva propuesta de ley en Filipinas.El pasado 28 de agosto el presidente Rodrigo Duterte firmó la Ley de la República No. 11449, donde se presentan nuevas y más severas sanciones para las infracciones a la Ley de Regulación de Dispositivos de Acceso de 1998; el proyecto fue revelado este 25 de septiembre por la mañana.

Según se ha mencionado, las penas más altas están reservadas para los delitos relacionados con el llamado fraude de dispositivos de acceso, entre los que destacan el robo y falsificación de tarjetas de pago, posesión o desarrollo de hardware y software para acceder de forma ilícita a información bancaria, acceso ilegítimo a cuentas bancarias o cajeros automáticos y cualquier actividad de hacking contra un banco o usuario, mencionan los expertos en forense digital.

Por otra parte, la pena más alta es de cadena perpetua más una multa millonaria, y está reservada para las actividades de hacking contra un sistema bancario completo, el robo de 50 o más tarjetas de pago y el fraude de dispositivos de acceso contra más de 50 cuentas bancarias o tarjetas de pago, reportan los medios locales.

En la presentación de la nueva ley, el representante del gobierno de Filipinas declaró: “Desde ahora, estas actividades serán consideradas como crímenes atroces con intención de sabotaje económico, por lo que enfrentarán penas más severas”.

Firmas especializadas en forense digital detallan algunas de las nuevas sanciones relacionadas con fraude cibernético bancario en Filipinas:

  • Uso fraudulento de tarjetas de crédito: Entre 4 y 6 años de cárcel más una multa del doble del valor del crédito obtenido de manera fraudulenta
  • Posesión de un dispositivo de acceso falsificado: Entre 2 y 20 años en prisión, además de una multa equivalente al doble de la cantidad operada por las cuentas afectadas
  • Posesión de 10 o más dispositivos de acceso falsificados, sin comprobar acceso a cuentas o créditos: Entre 6 y 12 años de cárcel, además de una multa de al menos 300 mil pesos filipinos o el doble del monto total de las cuentas comprometidas
  • Hackeo completo de un sistema bancario, robo de al menos 50 tarjetas de pago o acceso ilegal a al menos 50 cuentas bancarias en línea o tarjetas de pago: Cadena perpetua más multa de hasta 5 millones de pesos filipinos

Especialistas en forense digital del Instituto Internacional de Seguridad Cibernética (IICS) consideran que, a pesar de que este tipo de medidas son reactivas, son un buen comienzo para mitigar las actividades de estos grupos de hackers, que han incrementando sus actividades recientemente, incluso llegando a operar internacionalmente. Hace un par de meses se reportó una campaña de jackpotting en algunos cajeros en Nepal, perpetrada por hackers chinos que recibían órdenes de un grupo de hackers resididos en España; las autoridades nepalíes lograron arrestar a algunos de los miembros de esta operación mientras trataban de retirar dinero de un cajero automático por quinta vez.

Fuente: Noticias Seguridad