La FTC propone la primera prohibición del stalkerware y promete endurecer su postura ante las aplicaciones abusivas

Publicado por: Manuel Abreu Ortiz - social@manuelabreuo.com

La Comisión Federal de Comercio de los Estados Unidos, está intentando prohibir por primera vez una empresa de “stalkerware”, señalando su intención de tomar medidas enérgicas contra las tecnologías de vigilancia que exponen las actividades de los individuos en tiempo real a los fisgones, los piratas informáticos y las personas peligrosas.

Una denuncia publicada por la agencia, el miércoles, alega que SpyFone, una aplicación que se comercializa como una herramienta para supervisar la actividad de los seres queridos en Internet, y su director general, Scott Zuckerman, vendieron acceso en tiempo real a los datos telefónicos recogidos ilegalmente, incluyendo la ubicación y el correo electrónico, lo que permite la vigilancia de los acosadores y los abusadores domésticos.

La FTC también acusó a SpyFone de no adoptar medidas de seguridad básicas para salvaguardar los datos que recopila, lo que condujo a una violación de datos en 2018 que expuso los datos personales de aproximadamente 2.200 clientes. La FTC alega que la empresa no cumplió las promesas hechas a los clientes de que mejoraría su seguridad después del incidente.

Además de la prohibición de cualquier venta o comercialización futura de la tecnología de vigilancia, la FTC busca exigir a la compañía que elimine la información recolectada ilegalmente y notifique a los propietarios de los dispositivos que habían sido rastreados.

Las tecnologías utilizadas para rastrear e intimidar a las víctimas de abusos y acoso doméstico, conocidas como “stalkerware”, existen desde hace años. Al igual que SpyFone, suelen instalarse en secreto y exigen que los usuarios desactiven las protecciones de seguridad del teléfono. El uso de stalkerware se hizo aún más omnipresente durante la pandemia del COVID-19, según informan las empresas de antivirus.

Las empresas han tomado algunas medidas para limitar las ventas de esta tecnología en los últimos años, debido a la presión de los expertos en privacidad. Sin embargo, los expertos afirman que el hecho de que se siga permitiendo el uso de programas de acoso comercializados como control parental deja un gran resquicio para que los abusadores lo aprovechen.

Info | Ciberseguridad Latam