Millones de dispositivos están en riesgo de dejar de servir por el “apagón de internet”: cómo evitarlo

Publicado por: Manuel Abreu Ortiz - social@manuelabreuo.com

Se aproxima el apagón de internet, el cual podría hacer que millones dispositivos electrónicos sean obsoletos al no dejarlos conectarse a la red a causa del certificado HTTPS.

Será el jueves 30 de septiembre cuando algunos computadores, celulares, consolas de videojuegos, tablets, televisores inteligentes y otros gadgets se vean afectados al no poder establecer una conexión con internet debido al certificado HTTPS de Let’s Encrypt.

¿Qué significa eso?

Esto quiere decir que vencerá o caducará el certificado de autentificación que validada la conexión entre un dispositivo y un servidor. Dicho permiso de seguridad es el CA de DTS Root CA X3 que tienen miles de dispositivos antiguos.

Dispositivos podrían dejar de servir tras apagón de internet (Foto: Chris Ratcliffe/Bloomberg)

¿Qué tiene que ver Let’s Encrypt?

Let’s Encrypt, una organización sin fines de lucro, emite certificados que encriptan las conexiones entre dispositivos e Internet en general, asegurando que nadie pueda interceptar y robar los datos en tránsito.

Cada que se ingresa a una página de internet se puede leer en al inicio de la dirección HTTPS, lo que significa que el sitio es seguro, esto es gracias al certificado de Let´s Ecrypt. No obstante, el dedicado a dispositivos viejos dejará de funcionar este próximo 30 de septiembre.

Por ese motivo los gadgets antiguos que tengan CA de DTS Root CA X3 serán obsoletos para establecer una conexión a internet segura, sin embargo, hay una forma de evitarlo y es actualizando el dispositivo.

¿Cuáles son los dispositivos que dejarán de funcionar?

De acuerdo con Entrepreneur sobre una nota de TechCrunch, los dispositivos que se verán afectados por la caducidad del certificado serán aquellos que no se actualicen regularmente, como los sistemas que están diseñados para no actualizarse automáticamente o los teléfonos inteligentes que ejecutan versiones de software de hace años.

“Es probable que los usuarios que ejecutan versiones anteriores de macOS 2016 y Windows XP (con Service Pack 3) enfrenten problemas, junto con clientes que dependen de OpenSSL 1.0.2 o anterior, y PlayStations 4 más antiguas que no se han actualizado a un firmware más nuevo”, señaló el sitio.

En resumen, los gadgets que podrían quedar obsoletos son:

-Dispositivos con iOS 9 o versiones anteriores.

-Equipos Apple con macOS anteriores al 2016 o MacOs 10.12.0.

-Celulares y tablets con Android Gingerbread 2.3.6 o anteriores.

-Computadoras con Windows XP SP3 o más antiguos.

-Equipos BlackBerry con versión inferior a 10.3.3.

-PlayStation 3.

-PlayStation 4 con sistema operativo anterior a la versión 5.0.

-Nintendo 3DS.

-Dispositivos BlackBerry con versiones inferiores a 10.3.3.El PlayStation 3 está dentro de los dispositivos que podría dejar de servir con conexión a internet (Foto: Archivo/Cortesía)El PlayStation 3 está dentro de los dispositivos que podría dejar de servir con conexión a internet (Foto: Archivo/Cortesía)

¿Qué se puede hacer para mantener los dispositivos viejos con conexión?

Revisar los dispositivos y realizar las actualizaciones correspondientes. Aunque se espera que la mayoría no tenga problemas, el sitio estima que inevitablemente habrá “víctimas” de este “apagón” de Internet, el cual es denominado así porque los gadgets no pueden establecer una conexión con la web.

Para conocer tanto las actualizaciones como el sistema operativo de los dispositivos es necesario acceder a las configuraciones y encontrar en el menú dicha información.

¿Por qué ocurre esto?

Lo anterior forma parte de la obsolescencia programada, la cual, de acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) es la acción intencional que hacen los fabricantes para que los productos dejen de servir en un tiempo determinado.Dispositivos están programados para dejar de servir a mediano plazo (Foto: Arne Dedert/dpa)Dispositivos están programados para dejar de servir a mediano plazo (Foto: Arne Dedert/dpa)

Esta aplica en celulares, computadoras, tabletas, impresoras, lavadoras, secadoras de cabello, microondas, refrigeradores, pantallas y otros aparatos casi indispensables para la vida diaria los cuales dejan de servir a mediano plazo y sin razón aparente.

En ocasiones es demasiado caro repararlos, otras veces es imposible encontrar la pieza de repuesto o fueron diseñados para no ser desmontados.

Esto ocurre porque los fabricantes calculan y planifican el tiempo de vida de sus productos, con el objetivo de reducir deliberadamente su utilidad y con ello incitar a las personas a comprar uno nuevo.

Info – INFOBAE