Recomendaciones de seguridad mientras sus hijos estudian en casa

Manuel Abreu Ortiz
Publicado por: Manuel Abreu Ortiz - social@manuelabreuo.com

Especialista en Tecnología/Ciberseguridad #CTO #PMO #Adviser #CoachPolitico #Podcasting

osemaría, de 7 años, es de Lima, Perú, pero vive en Bogotá con sus papás desde 2017. Desde 16 de marzo, él, como otros miles de niños en el país, está en su casa, a la espera de que arranquen las clases virtuales como medida de prevención en medio de la contingencia nacional por el coronavirus (covid-19)

La idea es que los colegios y las universidades se virtualicen y las clases continúen sin contratiempos, pero llevar a cabo esta transformación es más complejo de lo que podría pensarse.

Así mismo, expertos en ciberseguridad e infancia temen que la solución de algunos sea dejar a los menores a su suerte con una conexión a internet sin restricciones.

Josemaría tiene la fortuna de que su padre es un experto en educación en línea (e-learning). Aunque no esperaban el anuncio, tan pronto se conoció por boca del Presidente Duque que los colegios públicos debían suspender clases temporalmente, Jorge Vela tenía un plan: ahora usa una aplicación en línea para evitar que Josemaría pierda su rutina de estudio.

(Lea también: Cuatro consejos para estudiar en casa y no fracasar en el intento)

La aplicación es Smartick, por ahora usa la versión gratuita, que permite habilitar dos perfiles (estudiante y padre) y que a través de “ejercicios que lo hacen razonar a su nivel, luego recibo un informe muy interesante que incluye efectividad, velocidad de respuesta y áreas de oportunidad de mejora. Por ahora usamos la versión gratuita, creo que va a tocar pagar pronto”, le cuenta a EL TIEMPO.

Es posible que el cambio les genere un estrés, algo que es natural, porque se trata de una adaptación en los niños, es una nueva forma de asumir su rol académico

Otra menor que está en una situación similar es Lola, de 9 años, que vive en Brasil con sus padres, pero tuvo la iniciativa de buscar, en medio del aislamiento voluntario, que no se pierda la interacción con sus compañeros.

Tienen un grupo de chat con su padre, Martín Restrepo, y otros padres del curso de la menor, para facilitar que los niños estén en contacto y este martes tuvieron su primera sesión.

Los menores hablaron de un cronograma de temas en los que cada uno compartirá algún saber por día (cocinar, dibujar, entre otros).

Mañana tendrán una clase de esgrima por videollamada. Lola les enseñará sobre cine y estrenará una miniserie, editada por ella misma, de dos videos.