El nuevo sistema de huelga de Twitter, perseguirá a los prolíficos difusores de información falsa sobre COVID-19

Manuel Abreu Ortiz
Publicado por: Manuel Abreu Ortiz - social@manuelabreuo.com

El lunes último, Twitter dijo que, además de eliminar miles de tuits y examinar más de 11,5 millones de cuentas vinculadas a información falsa en la plataforma de microblogging, la compañía comenzará a aplicar etiquetas a los tuits “que puedan contener información engañosa sobre las vacunas COVID-19”.

Este sistema es similar al que ya impuso Facebook, que también ha adoptado un enfoque de desinformación selectiva basado en la ubicación de los usuarios y en la medición de las actitudes hacia temas como las vacunas y el uso de mascarillas en todo el mundo.

Twitter utilizará primero a empleados humanos para tomar las decisiones sobre si los tuits violan la política de la empresa, y estas evaluaciones se utilizarán después para entrenar herramientas y algoritmos automatizados para detectar la desinformación.

La empresa pretende utilizar finalmente “tanto la revisión automatizada como la humana para abordar el contenido que infringe nuestras normas de desinformación sobre la vacuna COVID-19”.

La difusión persistente de contenidos falsos sobre la vacuna COVID-19 recibirá un “strike”. Aunque esto no disuadirá a los bots, Twitter espera que el sistema “eduque” a los usuarios “sobre por qué cierto contenido rompe nuestras reglas para que tengan la oportunidad de considerar más su comportamiento y su impacto en la conversación pública.”

Twitter avisará a los usuarios cuando reciban un strike, y después de dos, se aplicará un bloqueo de cuenta de 12 horas. Después de tres strikes, se impondrá otro bloqueo de 12 horas, y después de cuatro, los usuarios no podrán acceder a su cuenta durante una semana.

Además de introducir el sistema de huelgas, Twitter ha estrenado un aviso de búsqueda COVID-19 para impulsar los resultados de fuentes oficiales, incluidas las organizaciones sanitarias; publicidad gratuita sin ánimo de lucro, y la colaboración actual con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Con información de: Europa Press.